Saltar al contenido

Cómo guardar la piscina desmontable para que no se estropee y quede como nueva

22 septiembre, 2018
Piscina Plegable

El verano se acabó y es momento de guardar la piscina desmontable para que no se estropee y poderla utilizar el año que viene como nueva.

Aunque parezca una tontería es necesario seguir unos pasos para que quede en perfecto estado. Así que debéis seguir paso a paso los consejos que os vamos a dar para alargar la vida útil de vuestra piscina desmontable. Tenlo todo a mano porque lo recomendable es empezar y acabar el proceso en los días consecutivos. Si dejamos la piscina a la intemperie puede producirse algún efecto devastador y acabe rompiéndose.

Vaciar la Piscina

Aunque parezca algo lógico, debemos vaciar la piscina completamente. Uno de los errores que se suele cometer, es dejar evaporar el agua durante un largo periodo de tiempo y, posteriormente vaciarla. Esto desgasta el material y acaba rompiéndose.

Por eso el primer paso es vaciar la piscina completamente. Ese agua se puede aprovechar para regar las plantas o, incluso, muchos Ayuntamientos la recogen para, posteriormente, ser utilizada para el baldeo de calles.

Limpiar la lona con agua a presión

Es posible que durante el verano haya llovido o, por el propio uso, la lona haya cogido algo de suciedad. Por eso es recomendable limpiarla, tras el vaciado, con agua a presión. Con ello eliminaremos tierra o suciedad que pueda afectar a la lona. Por ejemplo suele sufrir mucho la zona de flotación y pueden quedar marcas.

Si con la pistola de agua a presión no conseguimos quitar toda la suciedad, utilizaremos un jabón neutro y un estropajo. Frotaremos y aclararemos con abundante agua para eliminar cualquier resto de jabón.

Secado y reparación

Debemos dejar secar bien la lona de la piscina y, en este momento, reparar aquellos pinchazos que se puedan haber producido, Por ejemplo, utilizando los kits de reparación de pinchazos para piscinas plegables. Es el mejor momento para hacerlo: en seco.

Para garantizar el secado de todas las partes tendremos que ir moviendo y girando la lona para que seque correctamente.

Guardar hasta el próximo verano

Cuando vayamos guardar ya la lona de la piscina plegable debemos echar polvos de talco (siempre que esté bien seca). Esto evitará que, mientras esté guardada, coja humedad y afecte a la calidad de la lona.

Doblar la lona cuidadosamente y guardar, si es posible, en los propios embalajes de cuando se compraron. Si no los tienes, puedes guardarla en una bolsa grande de basura bien cerrada y envuelta en otra, para garantizar su protección.

Siguiendo estos consejos tendrás piscina para años.