Saltar al contenido

Cómo Guardar Limones Frescos para que no se Pudran

20 septiembre, 2018
Guardar Limón

Estos cítricos son muy utilizados en la cocina por las conocidas propiedades que tiene el limón. Pero para su consumo es importante saber cómo guardar los limones frescos para que no se pudran. Y aquí te lo vamos a contar.

El paso previo: la compra

Cuando vamos a la frutería o al supermercado a comprar, una de las cosas que debemos hacer, es elegir aquellos limones que estén más duros. Con ello evitaremos que, antes de tiempo se empiecen a pudrir.

Otra recomendación, en el caso de la compra, es que no cojas un limón cuando esté cerca de otro podrido o en vías de pudrirse. Por muy buen aspecto que tenga. El contacto puede dejar un líquido en la piel del limón sano que anticipe que se ponga malo. Es como si se «infectara»

Guardar Limón Entero

Para guardar los limones enteros y evitar que se pudran, lo que se debe hacer es meterlos en una bolsa con bolas de papel de periódico. El papel de periódico lo que hace es absorber la humedad. Muchas veces, un exceso de humedad provoca que se pudran los limones. La bolsa la debemos guardar en un lugar fresco y seco y no con mucha luz.

Guardar Limón Cortado por la Mitad

Tras haber utilizado el limón para echar a una ensalada, a un arroz o, incluso, a una infusión de té, suele quedarse medio limón sin aprovechar. De ahí viene la importancia de guardarlo correctamente y así poder aprovecharlo en otra ocasión.

Habrás podido observar que si lo guardas en la nevera o fuera, se genera una costra seca. SI quitas esta costra cortando finamente una primera rodaja, el limón estará como nuevo.

Pero también se puede guardar en la nevera enrollado en film transparente. El film sirve como barrera protectora para evitar el contacto directo con el aire del limón que provoca que se seque la primera capa. Con este truco podrás utilizar los limones cortados por la mitad durante más tiempo.

Guardar limón cortado en rodajas

Si tienes previsto organizar una fiesta y quieres adelantar trabajo, puedes cortar el limón en rodajas y meterlo en un recipiente. Cubre todas las rodajas con agua, cubre el recipiente con papel film y guárdalo en la nevera. Con este truco, el limón cortado te aguantará, en perfectas condiciones, hasta 48 horas.

Esperamos que te hayan servido estos trucos sobre Cómo Guardar Limones Frescos para que No se Pudran.